divendres, 23 d’octubre de 2015

¿La creencia en mí deriva de la creencia en los demás?

Siempre hay alguna cosa que nos rondea por la mente. Ya sea alguna cuestión filosófica o un hecho de la realidad. En este mismo instante mi reflexión es la siguiente: ¿creo en mí porque antes creo en los demás? en mis amigos, en mi familia, en mis profesores... La cuestión es que más de dos veces me he planteado que sería yo, sin todos ellos; ¿qué sería de mí? Entonces fue aquí donde empecé a darle vueltas a todo lo que me pasaba, tanto lo bueno como lo malo, e intentaba imaginarme qué hubiera pasado en el partido del sábado si no creyera en la entrenadora de voley, en el profesor de matemáticas en un futuro cuando tenga claro la carrera que quiero estudiar, o en mi mejor amiga cuando necesito desconectar de los pequeños percances diarios. Entonces deducí que, los humanos padecemos mucha dependencia de algunos factores para la salud, el bienestar de la persona; concretando con el tema de la sociabilidad, para ser conscientes de qué y quién somos. Creo que es necesario tener a alguien, creer en alguien, creer en las cosas que estás haciendo y a las que damos importancia de acuerdo con nuestra personalidad, pero sobretodo, para creer en uno mismo.  

riri