dimecres, 31 d’octubre de 2012

29. ¿Es el caracter modelable?


1 comentari:

IES LLOMPART ha dit...

Desde el punto de vista etimológico, la palabra "carácter" proviene del griego, formado por "kharax - marca" y "ter- agente". Sería, por tanto, algo marcado, algo que crea marcas en nosotros mismos y en los que nos rodean. ¿Se podría considerar el carácter el fruto de una herencia genética o sólo el fruto de las marcas que provoca la vida misma en un sujeto? Si el entorno en el que vive un sujeto, la conducta de los que envuelven a ese sujeto y la realidad que se le es presentada fabrica un carácter determinado, se podría considerar no-herencia genética. Por lo tanto, sería algo moldeable, algo que se podría cambiar. Por ejemplo, alguien muy arisco podría llegar a cambiar ese rasgo suyo para resultar más agradable a los de su alrededor y de esa manera conseguir un beneficio buscado, ya sea el cariño de los demás o una mayor aceptación. O eso es lo que creemos. Pues si alguien es arisco, puede intentar no serlo, pero siempre...en un momento de guardia baja, aparecerá la saña en sus palabras, y su carácter, su manera de ser "marcada", resurgirá. Como si de algo predestinado se tratase. Es algo dificil de discernir, de diferenciar, de decidir, de asegurar. Es como si pudieramos enmascararnos para conseguir adaptación a nuestros deseos, pero bajo esa máscara siempre escondiéramos nuestras verdaderas marcas. Nuestro verdadero yo. Nuestro verdadero carácter. Como unas aparentes piedras verdes que en realidad son trozos de botella de cristal erosionados por la arena y las olas. Cristal cortante que se ha ido suavizando hasta parecer algo que en realidad no es. ¿Es, entonces, el carácter...algo que se puede moldear a nuestro antojo? ¿O no podemos cambiarlo aunque nos esforcemos? ¿Siempre permanecerá en nosotros, como marcas grabadas en una piedra?